Automatizar y robotizar

Automatizar y robotizar

En un proceso industrial existen numerosas razones para automatizar y robotizar, como las que citamos a continuación (en la figura 3 vemos una máquina automatizada).

 

Razones
  1. Reducción de costes. Al reducir los cos­tes, las empresas se hacen competitivas, con lo que aseguran los puestos de trabajo y pueden subsistir. A la automatización se le achaca el que destruye gran cantidad de «mano de obra»; la realidad se encarga de destruir esta leyenda, pues si destruye empleos sin cualificar, crea otros cualificados de mantenimiento, ventas, manipulación y técnicos. Un ejemplo puede ser Japón, que siendo el país en el que más robot hay está entre los de más baja tasa de paro.
  2. La cantidad y calidad de las piezas rea­lizadas. En las piezas realizadas en serie, la cantidad de movimientos, así como la rapidez en ejecutarlos, no se puede comparar a lo hecho por el hombre; por otra parte, el hombre está sujeto a la monotonía y a la fatiga y fre­cuentemente, cuando lleve cierto tiempo traba­jando, esto puede ser la causa y dar origen a los accidentes.
  3. La seguridad. Hay ambientes nocivos, sucios y contaminantes en los que el trabajo es perjudicial para el hombre y que con un mani­pulador o un robot soluciona el problema. Por otro lado, las condiciones del trabajo (jornada, descanso, primas, incentivos, etc.) pueden inte­rrumpir el proceso productivo, ralentizando o aun parando, con lo que la seguridad económi­ca del trabajador y de la empresa se puede ver seriamente comprometida (la figura 4 nos muestra un robot con los tres ejes cartesianos).
  4. Proceso de trabajo en bucle cerrado con todo el sistema automático de autocorrección. Ejemplo: automatismo con servoválvulas hidráulicas, hidráulica proporcional, neumática proporcional, etc.

NOTA: Se deben tener claros los conceptos de au­tomatismo, automatizar, manipulador y robot, que se verán más adelante. 

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas