Causas de la corrosión y oxidación.

Causas de la corrosión y oxidación de los metales.

Oxidación

Reacción fundamental derivada de la corrosión de los metales y se define como el efecto producido por el oxígeno en la superficie de un metal como consecuencia de factores externos que facilitan su desarrollo. Hay metales, como el aluminio y el cobre, que no presentan un fenómeno de agrietamiento por oxidación y tienen un espesor crítico de la capa oxidada que los protege de la oxidación progresiva.

Corrosión

Estado de equilibrio, o forma estable de los metales, en el que se presentan en la naturaleza combinados con otros elementos con los cuales forman compuestos químicos (óxidos, carbonates, sulfates, etc.). Mediante los procesos metalúrgicos se obtienen los metales puros, a partir de los minerales, situándolos en condiciones no estables que pueden conservar durante largos períodos.

En este estado, los metales poseen una tendencia hacia su estado natural llamada corrosión, que se manifiesta como una destrucción lenta y progresiva de los metales por efecto de agentes exteriores. Mientras que el proceso para obtener un metal es provocado y rápido, el de la corrosión es, hasta cierto punto, natural y lento.

Cuando un metal halla en un ambiente corrosivo, las partículas que reaccionan sólo se encuentran en cantidades limitadas, pues su contacto es superficial; por tanto, la reacción ha de ser lenta, y más aún si se la obstaculiza recubriendo de algún modo su superficie.

causas de la corrosión y oxidación

Causas

La corrosión no ataca por igual a todos los metales, aun en un mismo ambiente, puesto que están más sujetos a sus efectos los que presentan un carácter más electronegativo que el del hidrógeno. Aun tratándose de dos metales con igual carácter, no sufren la corrosión en la misma forma, y algunos, como el cromo y el níquel, quedan «pasivados», y en tal condición no la experimentan.

Actualmente se admite que la corrosión se produce por dos clases de acciones fundamentales: la química y la electroquímica. A su vez, la corrosión electroquímica puede producirse sin una fuerza electromotriz exterior, llamándose entonces corrosión galvánica, o a causa de dicha fuerza, constituyendo entonces la corrosión electroquímica propiamente dicha.

 

Un comentario sobre “Causas de la corrosión y oxidación.

Deja un comentario