Chistes para el fin de semana

Chistes para alegrar la vida un poco.

Sueños.

  • Joder tío, he soñado que ganaba 300 millones de euros como mi padre.
  • ¿Tu padre gana 300 millones de euros?
  • No, también lo sueña.

Cuidado con el perro.

Entra un hombre al jardín de su amigo y ve un letrero que pone: “cuidado con el perro”.

Y de pronto ve a un perro chiquitín, chiquitín. Se dirige hacia amigo y le dice:

– ¿Pero, para qué pones ese cartel si el perro es tan pequeño que no puede casi ni abrir la boca?

– Sí – le dice- pero no sabes la cantidad de veces que me lo han pisado.

Resultado de imagen para chistes borrachitos

Mal interpretado.

Hijo, por qué vienes ebrio? – Mamá, pero tú me dijiste EMBRIAGATE! – Te dije ¡ABRIGATE Imbécil! A-B-R-I-G-A-T-E.

Viajando juntos.

Un hombre muy tacaño sube a un taxi y cuando llega al destino solicitado, le dice el taxista:
– Señor son 10 dólares.

Y el pasajero le da únicamente 5.

Entonces el taxista le reclama:

– ¿Por qué me da solo 5 dólares?, ¡son 10!

El hombre responde:

– Sí, pero hemos viajado los dos.

Cuestión de saber

– Papá, que significa sintaxis
– Que tienes que coger el autobús
– Gracias papá, eres genial
– Uno que ha estudiao

 

Dilema de nombre y orden

Esto era un perro que se llamaba parafuera.

Un día su amo lo llamó desde casa:

-Para dentro parafuera!

El perro se quedó un rato pensando y explotó.

 

Buen oído

Amor parece que nunca me escuchas, – Y yo a ti amor

Cosas de razón.

Amorcito me veo vieja, gorda y fea ¿Qué tengo? – Razón amor, razón.

Nombres.

Mi vida, de ahora en adelante te llamaré Eva, por ser mi primera mujer,

– Bueno, yo te llamaré Dálmata, por ser el 101.

Resultado de imagen para chistes

Más sabe diablo por viejo.

Aun no había comenzado la misa. Algunos conversaban bajito, otros rezaban.

De repente se aparece el Diablo frente a la congregación de personas allí presente.

Todos salen disparados en estado de pánico. Bueno casí todos… menos un viejecito que ni se movió.

El Diablo le clavo una mirada fulminante y le dijo:

– ¿Y tu? ¿No me tienes miedo?

– ¡Que va! ¡Estuve casado con tu hermana por más de cuarenta años!

Resultado de imagen para chistes borrachitos

Comida y pecado

Estaba un sacerdote sentado en la mesa a punto de almorzar, cuando de repente entra un hombre asustado gritando:

– Padre.. padre he pecado

El cura asustado también le responde:

– No, no, es de pollo

Otro contenido que podrían interesarte.

Veronica Gushiken

Médica obstetra, graduada en Massachusetts Institute of Technology (MIT), impulsadora de algunos proyectos educativos en Sudamérica, para la prevención de problemas comunes en las mujeres y la familia.

Deja un comentario