Cultura Manteña. El origen del Arte en Ecuador

CULTURA MANTEÑA

Las gentes que, entre 500 y 1500, vivieron en la Costa, desde algo al norte de Bahía de Caráquez hasta la isla Puná al sur, fueron hábiles navegantes -con grandes embarcaciones de balsa podía hacer largas travesías- y tuvieron una avanzada organización, que incluía trabajos de ingeniería para mejorar la producción de sus campos y la vida de sus ciudades.
Resultado de imagen de cultura manteña
Pero no fue solo un pueblo de comerciantes e ingenieros: fue un pueblo de artistas. Un alto sentido de lo ceremonial y un especial gusto por el lujo transformaron en obras de arte objetos destinados a usos prosaicos. El caso más notable son las famosas “sillas” de piedra, en forma de “U” y con soportes de variadas formas: cabezas de felino; figuras de puma, lagarto, mono, murciélago; figuras humanas, como un hombre que está arrodillado y con los codos en el suelo.
El arte del bajo relieve se desarrolló en estelas de piedra.
Resultado de imagen de cultura manteña
Estas estelas son placas trapezoidales, con la parte inferior más angosta. Las figuras se tallaban en la parte superior, y eran conjuntos ricos de significado: representaciones de fecundidad, de culto o de poder. Figuras estilizadas se organizaban en conjuntos de exacto ordenamiento casi geométrico. Por ejemplo: una mujer desnuda, con las piernas abiertas, en el centro, y en torno a ella adornos lineales geométricos de formas repetidas y representaciones de murciélagos o monos.
En otras estelas se representa el “ojo celeste”, o la luna, que ocupa el lugar de la mujer desnuda, como “fecunda madre”.
En cerámica, se conservan de esta cultura vasijas de variadas formas, con bella decoración estilizada. Y en orfebrería, hermosas máscaras funerarias de plata.

Deja un comentario