Cultura Tuncahuán, inicios del arte ecuatoriano.


TUNCAHUÁN

La cultura de la fase Tuncahuán prosperó en las tierras altas centrales de Ecuador, cerca de la moderna ciudad de Riobamba, y se cree que se remonta de 500 a.C. a 500 d.C. Se ha hecho muy poca investigación arqueológica en esta región de Ecuador y todavía nos falta mucho que aprender de su prehistoria. El primero en describir la fase Tuncahuán fue el arqueólogo ecuatoriano Jacinto Jijón y Caamaño a principios del siglo XX, basándose en su investigación de cinco tumbas en un cementerio. leer un poco más
Fue Jacinto Jijón y Caamaño quien denominó así a la cultura que había producido los objetos, sobre todo de cerámica, que él halló en Tuncahuán, cerca de Guano, en la provincia del Chimborazo, en 1919. Con el correr de los años reconoció que piezas semejantes se hallaban en una gran área, que se extendía desde Ecuador y Perú, al sur, hasta México y Guatemala, al norte, y que no se trataba de una cultura local, sino de lo que Koeber había llamado un “horizon style”: “un horizonte de estilo”.

De todas las piezas recuperadas de este “horizonte cultural”, desde Pasto hasta la región Cañari, acaso nada muestre tanto el arte de quienes hicieron esta cultura en nuestras tierras, como las compoteras-platos. Recipientes cóncavos, sustentados por una base anular baja, tienen el fondo decorado con la técnica de la pintura negativa, más una nueva aplicación de pintura. Con esos colores sobrios estilizan, en juegos que aprovechan magníficamente el espacio circular, los más diversos motivos: el dragón, el monstruo alado bifronte, la araña, el pulpo, el mono, el armadillo. 
Los aciertos decorativos se multiplican en cientos, en millares de platos; lo cual hace pensar que no se trataba de objetos solamente decorativos: el arte y el más refinado buen gusto formaban parte de la vida cotidiana.
No menos bellos son los silbatos en forma de caracol, a los que decoración de finísima estilización y lujoso bruñido dan terminado de joyas.

Deja un comentario