Ejercicios de Yoga relajación de pie.

EJERCICIOS DE YOGA ESTIRARSE Y RELAJARSE DE PIE

Ideal para ayudar al organismo a despertarse en la mañana, mejorar el ritmo cardiaco y ayudar al proceso digestivo, así como combatir el estres.

Inicio.

  • Póngase de pie sobre la estera antideslizante. Los pies paralelos, con la separación natural de las caderas.
  • Estire los dos brazos horizontalmente, como si fueran las aspas de un molino, y tire un poco para atrás antes de levantarlos en vertical.
  • Haga fuerza con los talones sobre el suelo y estire el tronco sacando pecho hacia arriba.
  • Estírese también como si se desperezara hacia los lados, tornee el tronco y haga todo el ruido que necesite al realizar el estiramiento.
  • Si tiene ganas de bostezar, abra bien la boca y bostece como un tigre o un león.
  • Si le es dificultoso, inclínese suavemente al estirarse. Flexione ligeramente las rodillas para relajar un poco la parte inferior de la espalda.
  • Si lo desea, al finalizar este ejercicio, agítese un poco o dé pequeños saltos en el mismo lugar para deshacerse de la carga y el cansancio de la noche.

Precaución especial

Si al realizar este estiramiento siente de repente algún mareo, tenga cuidado de no levantarse con demasiada rapidez: el riego sanguíneo aún no se habrá normalizado. Evite los movimientos bruscos de la cabeza, así como forzarla demasiado al inclinarse hacia adelante. No olvide estar atento a la respiración en todo momento, pues a veces la causa del mareo reside en retener el aire y cortar el flujo de la respiración. Si pese a estas precauciones sigue persistiendo el mareo, consúltelo con su médico.

Resultado de imagen para ejercicios de yoga

BENEFICIOS DE ESTE EJERCICIO

Los estiramientos despiertan nuestro organismo y le anuncian que el tiempo de reposo ha terminado y llega la hora de ponerse en movimiento. 

Estilo mariposa

  • Asegúrese de tener suficiente espacio para los brazos.
  • Levante el brazo derecho en vertical y estírelo por completo hacia arriba, incluyendo la punta de los dedos. Realice este mismo estiramiento con el brazo izquierdo.
  • Mueva su brazo derecho extendido hacia atrás y hacia abajo, y el izquierdo, también extendido, hacia arriba y hacia adelante. O
  • Continúe este movimiento, similar al estilo mariposa. Comience lentamente y, poco a poco, vaya incrementando la velocidad. Tenga cuidado de que el tórax se mueva al ritmo de los brazos, pero que la pelvis quede fija. Observe cómo su respiración va haciéndose más profunda.
  • Medite a continuación de pie.

BENEFICIOS DE ESTE EJERCICIO

  • Concede energía y agilidad a la zona pectoral, la zona superior de la espalda y los brazos.
  • Activa intensamente la respiración y el riego sanguíneo, vivifica y hace entrar en calor de forma duradera.
  • Con el estiramiento, el tórax gana en flexibilidad, de tal manera que, a largo plazo, aumenta la capacidad pulmonar.

CONSEJO.

  • Procure que sus pies estén totalmente en contacto con el suelo. Lo ideal es que practique los ejercicios descalzo o sobre una esterilla fija.

Patrick Rohmer

Médico nutricionista, Facultad de medicina, Universidad Leipzig. Director del proyecto Comer Rico, comer bien, vivir sano, en pueblos de Sudamerica y África. Expositor de varias obras promoviendo la prevencion de enfermedades mediante una buena nutrición.

Deja un comentario