El esqueleto humano y las articulaciones

EL ESQUELETO HUMANO Y SUS ARTICULACIONES

A base de la observación de la ilustración, reconocer los elementos del esqueleto de su propio cuerpo.

El esqueleto es el conjunto de huesos que constituye el armazón del cuerpo. El esqueleto humano consta de 208 huesos, repartidos en cabeza, tronco y extremidades. Las formas de unión de los huesos entre sí constituyen las articulaciones. En la cabeza se distinguen dos regiones: el cráneo y la cara.

El cráneo está constituido por 8 huesos sólidamente unidos; y la cara que consta de 14 huesos.

Sólo uno de los huesos de la cara es móvil, ¿cuál es? La mandíbula.

El esqueleto humano es el conjunto total y organizado de piezas óseas que proporciona al cuerpo humano una firme estructura multifuncional (locomoción, protección, contención, sustento, etc.). A excepción del hueso hioides —que se halla separado del esqueleto—, todos los huesos están articulados entre sí formando un continuum, soportados por estructuras conectivas complementarias como ligamentos, tendones, músculos y cartílagos.

El esqueleto del tronco.

El eje del esqueleto está representado por una larga columna, la columna vertebral que está formada de 33 vértebras.

esqueleto humano

Las vértebras son perforadas en el centro, y entre todas forman un canal donde se aloja la médula espinal.

La primera vértebra cervical que soporta a la cabeza se denomina atlas, y la segunda axis.

En el tronco, el esqueleto consta de 12 pares de costillas, que articulan con las doce vertebras dorsales. Los 10 primeros pares de costillas están unidos, por delante, al esternón. Los 2 últimos pares de costillas sólo se articulan con las vértebras y se llaman costillas flotantes.

Las costillas, las vértebras dorsales y el esternón forman la caja torácica que encierra al corazón y a los pulmones.

A los lados del tronco, hacia arriba y abajo, están los miembros o extremidades: dos superiores o torácicas y dos inferiores o pelvianas. Se presentan vinculados con el tronco por medio de las cinturas: escapular para los miembros superiores, y pelviana para los inferiores.

Miembro superior o torácico

El esqueleto del hombro está formado por la articulación de la clavícula y el omóplato, (parte de la cintura escapular).

  • El resto del miembro se divide en 3 partes: brazo, antebrazo y mano.
  • El brazo está formado por el húmero.
  • El antebrazo está constituido por el radio y el cubito.
  • La mano está formada de numerosos huesos agrupados en 3 conjuntos:
  • El carpo con 8 huesos
  • El metacarpo con 5 huesos y
  • Los dedos con sus falanges, 3 para cada uno, a excepción del pulgar que tiene dos.

Huesos del miembro inferior

El miembro inferior se halla articulado con los ilíacos que son dos huesos voluminosos que, con el extremo inferior de la columna vertebral, forman la pelvis o cadera.

¿Cuáles son los tres segmentos móviles que forman el miembro inferior?

El muslo está sostenido por el fémur, mientras que la pierna lo está por dos huesos: la tibia y el peroné.

¡La rótula sirve de protección a la articulación de la rodilla.

El pie comprende el tarso, formado por 7 huesos; la planta constituida por los metatarsianos que son 5 huesos largos; y los dedos con el | mismo número de falanges que los dedos de la mano.

El miembro inferior, en el hombre, está adaptado a la función de locomoción.

Cara superior del pie izquierdo ¿A qué está adaptado el miembro superior?

Crecimiento de un hueso largo

En un bebé, los huesos son diferentes de los de un adulto. Los huesos del bebé son todavía blandos y se deforman fácilmente.

¿Qué diferencias se observan, en la ilustración, entre el hueso de un niño de dos meses y el de un adolescente?

Poco a poco, durante el crecimiento, el cartílago disminuye en la epífisis y es reemplazado por hueso esponjoso.

En el adolescente perduran sólo los cartílagos de crecimiento que son dos láminas a nivel de las cuales, el hueso continúa alargándose. En el adulto, estos cartílagos desaparecen y el crecimiento cesa.

Al mismo tiempo que el hueso se alarga, su diámetro aumenta, y bajo el periostio se forma el hueso compacto.

Composición química de un hueso

EXPERIMENTOS:

  1. Mantener sobre una llama muy fuerte un hueso de buey sin cartílago ni médula.

¿Qué observa?

Después de algún tiempo, el hueso se vuelve más blanco y más frágil Se puede comprobar que ha disminuido en 1/3.

Así, una parte del hueso se ha quemado. Esta parte combustible se llama oseína. Lo que queda parece cenizas de carbón, pero se trata de substancias minerales del hueso, formadas principalmente de calcio y carbonato de calcio.

  1. Pesar un hueso sin cartílago ni médula. Dejarlo una semana en una solución de agua y ácido clorhídrico. ¿Qué sucede?

El hueso se vuelve flexible y elástico. Ha perdido peso. Esta pérdida corresponde a las substancias minerales que han pasado a la solución ácida.

Higiene del esqueleto humano

Una buena osificación del esqueleto requiere de una alimentación que incluya fosfatos y carbonato de calcio, los que se encuentran en los huevos, la leche, las verduras. La vitamina D es también indispensable/ para que los huesos asimilen la materia mineral. Esta vitamina también se encuentra en la leche, la mantequilla y el aceite de hígado de bacalao. Además, el sol y la vida al aire libre favorecen la formación de vitamina D.

Una alimentación deficiente produce en el niño el raquitismo cuya causa frecuente es la mala osificación las muñecas de las manos se ensanchan, los huesos de las piernas se curvan y la salida de los dientes de leche se ve retrasada.

La columna vertebral puede deformarse por ejercicios y posturas inadecuados.

¿Por qué B y C son posturas inadecuadas? ¿Qué se concluye?

En caso de fracturas es necesario mantener inmóvil a la persona y trasladarla con precaución donde el especialista.

LAS ARTICULACIONES

EXPERIMENTO:

Realizar con el propio brazo los movimientos siguientes:

  • Acercar el antebrazo al brazo,
  • Alejar el antebrazo del brazo,
  • Alejar el miembro superior del cuerpo, y
  • Describir con el brazo una circunferencia en el aire.

¿Qué nos ha permitido realizar estos movimientos?

Las formas de unión entre los huesos se llaman articulaciones.

Las superficies articulares de los huesos permiten el deslizamiento amplio o parcial de un hueso sobre otro, gracias a que están recubiertas de un cartílago muy liso, y entre los dos huesos, hay líquido aceitoso llamado sinovia, que lubrica las superficies articulares.

Según la facilidad de deslizamiento, las articulaciones pueden ser: móviles, semimóviles e inmóviles o fijas.

En las articulaciones móviles, como la del hombro, la cabeza de un hueso, encaja en la cavidad de otro hueso. Así sucede también en las articulaciones del codo y la rodilla.

Las articulaciones semimóviles permiten pequeños movimientos, como las articulaciones entre las vértebras.

Entre éstas existe un disco fibrocartilaginoso y sus huesos articulados también están sujetos por ligamentos elásticos.

Las articulaciones fijas se observan en los huesos del cráneo.

¿Qué tipo de articulaciones existe entre estos huesos del esqueleto humano?

Higiene de las articulaciones

La anquilosis o dificultad de movimiento de las articulaciones pueden tener diferentes orígenes: infecciones, contusiones, osificación excesiva de los huesos. En tales casos, lo más oportuno es el inmediato tratamiento terapéutico.

En caso de esguinces y de luxaciones, es recomendable el reposo y la acomodación de los huesos o de los ligamentos de la articulación que se han distendido o salido de su lugar. La luxación es más grave que el esguince.

4 comentarios sobre “El esqueleto humano y las articulaciones

Deja un comentario