Fases de la materia

Compartenos

Fases de la materia que se encuentra en la naturaleza. 

Son diferentes estados de un mismo elemento, dependiendo de unos factores ajenos.  

Sólido

  materia fase

La materia presenta un carác­ter discontinuo, desde el momento en que se halla constituida por par­tículas elementales, moléculas y átomos. Pero, cuando considera­mos las características de una sus­tancia, no tenemos solamente en cuenta el comportamiento de los átomos aislados, sino también el del conjunto de todos los que intervienen en su formación. Según el estado físico de la materia, estas agrupaciones atómicas se nos manifiestan con distinto carácter. Así como, en el estado gaseoso y el líquido, los átomos de la materia están afectados de gran movili­dad, lo cual les permite adaptarse a cualquier configuración externa que los contenga, en el estado sólido los átomos presentan cierta per­sistencia en sus posiciones, lo cual, aunque no significa rigidez, confiere a la materia cierto grado de indeformabilidad característico de este estado.

El estado sólido se divide en otros dos: el cristalino y el amorfo.

Al principio se consideró que la diferencia entre ambos estados quedaba establecida porque el primero, el cristalino, presentaba cierta regularidad externa que permitía la apre­ciación de planos y ángulos diedros en su configuración, dando origen a formas polié­dricas más o menos comple­jas. El amorfo, por el contra­rio, manifiesta irregularidad en sus formas externas e independencia en sus pro­piedades respecto de las di­recciones que se pudieran considerar. De la considera­ción de estos dos estados surgen los conceptos de anisotropía e isotropía.
El estado cristalino, por constituir una or­denación atómica, no manifestará un idéntico comportamiento ante agentes externos en cualquiera de las direcciones del cristal, que se denomina anisotropía. Por el contrario, el esta­do amorfo, con su arbitraria constitución ca­racterística, presentará idénticas propiedades en cualquier dirección del cuerpo que se con­sidere; es, pues, isótropo. Estas diferencias entre los estados cristalino y amorfo dan lugar a que el paso de líquido a sólido se realice de forma progresiva o brusca, según veremos más adelante.

Líquido

fase materia

En el estado líquido la cohesión es muy débil y, por tanto, las moléculas gozan de mayor libertad de movimiento, resbalando unas sobre otras. Esta es la causa de que la materia lí­quida tenga volumen propio pero no forma pro­pia, siendo esta última la del recipiente que la contiene.

Gaseoso

fase materia gas

El estado gaseoso es consecuencia de una de las transformaciones que sufre la materia de­bida a variaciones de la temperatura, la vapori­zación. Esta vaporización se designa con dos nombres: evaporación, cuando el paso de líqui­do a vapor se realiza exclusivamente en la su­perficie del líquido y a cualquier temperatura, y ebullición, cuando tiene lugar en toda la masa del líquido de manera tumultuosa, rápida y a temperatura constante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *