Fritos saludables como hacerlos en casa

FRITOS SALUDABLES PARA CUIDAR LA SALUD

Aunque los fritos son muy energéticos y poco digestivos, su sabor es excelente y forman parte de nuestra más antigua tradición culinaria, sin embargo muchas familias alejan este tipo de platos de sus mesas porque entienden que no son saludables, pero muy contrario a ello en esta ocasion te mostraremos como hacer fritos saludables y que podrian ser ingeridos sin necesidad de preocuparse por la salud.

fritos saludables

Una persona sana puede incluir este tipo de platos en su dieta si los elabora de forma adecuada y los alterna con otro tipo de cocciones. Contienen más grasas y aportan más calorías que otros alimentos, pero no son realmente perjudiciales. Deben tomarse con moderación y tener en cuenta una serie de normas a la hora de elaborarlos.

  • Tener en cuenta que a lo largo de la fritura se debe ir añadiendo aceite. Asimismo tener en cuenta que si se fríen alimentos congelados la temperatura del aceite descenderá más fácilmente.
  • Los alimentos para freír deben ser de poco grosor y no muy consistentes. Un alimento demasiado grueso tiene muchas posibilidades de quedar quemado por fuera y crudo por dentro.
  • No reutilizar el aceite varias veces. Aunque su aspecto sea normal, la composición del aceite se va alterando y el frito será cada vez más indigesto.
  • Colocar los alimentos, una vez fritos, en un papel de cocina. De esta manera, se absorberá parte del aceite sobrante. Un simple escurridor no suele ser efectivo.
  • La mejor guarnición para un frito o un rebozado son unos vegetales hervidos o crudos. Evitar la típica combinación de rebozado o frito con patatas fritas y sustituirla por lechuga, tomate, porotos hervidos, etc. El plato será mucho más ligero y digestivo.
  • Recordar que los fritos son más adecuados para las comidas de medio día que para las cenas y que deben alternarse con los hervidos, asados, etc.
  • El aceite más adecuado es el de oliva puesto que es el que mejor resiste las temperaturas de fritura.
  • Se debe utilizar una cantidad adecuada de aceite. Si el aceite es escaso los alimentos se pegarán inevitablemente a la sartén y el plato perderá calidad.
  • Para que el frito quede crujiente el aceite debe estar muy caliente, ya que en caso contrario el alimento absorbe mucho aceite y queda reblandecido.
  • La sartén debe estar en perfecto estado. Evitar las sartenes que tienen la capa antiadherente fragmentada o con grietas.
  • No poner gran cantidad de alimentos en la sartén. La temperatura del aceite bajará y el alimento quedará aceitoso y con una elaboración deficiente.

Lea las diferencias entre alimento, salud y nutricion, y analice porque algunas veces no es suficiente con comer cualquier cosa.

Información nutricional del aceíte de oliva.

Cantidad por 100 gramos
Calorías 884
Grasas totales 100 g
Ácidos grasos saturados 14 g
Ácidos grasos poliinsaturados 11 g
Ácidos grasos monoinsaturados 73 g
Colesterol 0 mg
Sodio 2 mg
Potasio 1 mg
Carbohidratos 0 g
Fibra alimentaria 0 g
Azúcares 0 g
Proteínas 0 g
Vitamina A 0 IU Vitamina C 0 mg
Calcio 1 mg Hierro 0.6 mg
Vitamina D 0 IU Vitamina B6 0 mg
Vitamina B12 0 µg Magnesio 0 mg