La promesa de la regeneración urbana, una gran expectativa.

La promesa de la regeneración urbana, una gran expectativa.

La regeneración urbana es uno de los planes de la nueva administración municipal, y con ello los moradores de la parroquia El Corazón, tienen grandes expectativas por ver cumplir uno de los anhelos de tantos años, ver una ciudad hermosa y futurista.

Una regeneración urbana que genera espectativa.

A propósito del plan de regeneración urbana que ha propuesto el nuevo alcalde electo en las pasadas elecciones seccionales. Recorrer la zona urbana de la parroquia El Corazón, causa un poco de molestia al observar las calles, espacios públicos y sus escalinatas.

Pangua El Corazón
Sector de las gradas que conecta a la calle Gabriel García Moreno con la Av. Gral. Enríquez Gallo. Se muestra el desaseo y lo desagradable de ese sector público.

El tránsito para el peatón es inseguro por la Av. Gral. Enríquez Gallo, en definitiva los huecos, piedras y entre otras cosas no permiten una caminata cómoda. Por otro lado las veredas en todo el sector urbano son inseguras, existe mucho moho y huecos en las aceras, que las personas resbalan con facilidad, poniendo en peligro la vida de los transeúntes.

Hay sectores de las aceras recientemente construidas se puede observar pedazos de hierro que sobresalen al piso de concreto, no sabemos con qué fin estén en esa situación pero vale la pena mencionarlo, y que esperamos pronto corten aquello que puede ser peligroso.

Usan los lugares oscuros como baños públicos

Otros de los problemas que muchas personas notan, sin embargo, hasta el momento ninguna autoridad se ha hecho cargo de resolver, es que unas de las gradas del parque central; se ha convertido en un baño público para niños y adultos, que aprovechan para realizar sus necesidades fisiológicas, provocando una pestilencia fétida que se puede notar a varios metros, especialmente cuando el sol brilla con intensidad.

Este malestar es de hace años, y las autoridades deberían actuar con rigurosidad en cuanto a este asunto, las personas que ya conocen el sitio, se han acostumbrado y evitan andar por ese lado del parque, a diferencia de las personas que visitan la cabecera cantonal por primera vez, desconocen de este problema y se topan con tremendo malestar para el olfato.

Para la siguiente administración municipal, no será nada fácil lo relacionado a la regeneración urbana, de hecho no hablamos solo de calles y aceras, sino la recuperación total de los espacios públicos, como las escalinatas de la calle Gral. Enríquez Gallo que conecta con la calle Gabriel García Moreno. El sector se ha convertido en baño públicos, botadero de basura y hasta un lugar propicio para pintar las paredes de manera desagradable. También es posible observar que incineran basura para evitar la molestia de esperar el carro recolector.

Los días de feria es común ver como los comerciantes dejan la plaza y terminal de buses, llenos de basuras, es tan desagradable que personas que visitan la ciudad no pueden creer ver tremendo desaseo. Es propicio que la municipalidad obligue a los comerciantes dejar limpio el lugar que utilizan para realizar sus actividades comerciales o coloque tanques para la basura de manera estratégica y así no dañen el aspecto agradable que debe tener el sitio.

Otro de los problemas que afecta a la salud y no tan solo a la vista de aquellos que circulan por la calle Gabriel García Moreno, es la parte alterna a la Unidad Educativa “Pangua”, en verano la gran cantidad de polvo que cae sobre la institución educativa, afecta a la buena salud de la comunidad que labora y estudia dentro de las aulas.

Sin lugar a dudas la regeneración urbana que propone la nueva administración es un gran desafío, por lo que esperamos se cumpla y se mantenga siempre para que el ornato de la ciudad sea la bandera que lidere cada ciudadano, como un buen ejemplo de civismo e higiene.

Deja un comentario