La soledad te hace ver amor donde no lo hay

La soledad te hace ver amor donde no lo hay, y mendigas amor como última opción.

De seguro en algún momento has sentido una atracción romántica por alguna persona, eso es lo más normal. Sin embargo la pregunta de cajón es ¿Te han correspondido?

Esto no es cuestión de edad ni tiempo, la realidad es que todos sin excepción necesitamos sentirnos amados, correspondidos, de una u otra manera sentir que alguien por allí siente algo por nuestra persona.

Cuando existe la ausencia de ser correspondidos ocurre que una persona busca la manera de que la otra persona sienta algo, esto conlleva a mendigar amor, y ver amor donde no lo hay.

¿Te ha sucedido?

Forzar a la pareja a que le corresponda es mendigar amor, esto es corroborado por algunos estudios científicos que han concluido que este acto no logra más que menoscabar la autoestima de las personas que no son correspondidas en sus sentimientos.

El amor es un sentimiento sublime e increíble, el mismo que saca a flote lo mejor de cada persona, nos cambia la vida, a pesar de ello y de todas las bondades que podemos mostrar al sentir amor, no es posible forzarlo ni obligar a otras personas a sentir lo que cada ser humano siente.

Es imposible hace que alguien nos quiera como nosotros podamos querer, especialmente sino le nace sentirlo. No se debe ni se puede insistir en ello.

El mendigar amor ha conllevado a grandes y graves problemas, divorcios, peleas, decepciones juveniles y de adultos, asesinatos, y muchos otros dilemas que conllevan el no entender este asunto.

Resultado de imagen para amor no correspondido

Algo seguro es que, si no sabes manejar tus sentimientos, debes tener cuidado con las expectativas que te formas en tu mente y planes de vida. La cuestión es que si no sabes controlar las emociones vas a terminar con decepciones, esperando algo de quien no podrías esperarlo, por ello depende solo de ti, esfuérzate por lograr un amor, pero no esperes que te lo den así de fácil.

Veronica Gushiken

Médica obstetra, graduada en Massachusetts Institute of Technology (MIT), impulsadora de algunos proyectos educativos en Sudamérica, para la prevención de problemas comunes en las mujeres y la familia.

Deja un comentario