Oregano, Bicarbonato, ajo y gengibre

Tres cosas que no deben faltar en una cocina que se precie, ayudará mucho a la hora de poner sabor y dar seguridad a los estomagos delicados.

¿Alguna vez se ha sentido con problemas de estómago? ¿No puede comer nada y todo le hace daño? Ese es uno de los problemas más típicos de estómago, no tenemos gastritis ni nada por el estilo y sin embargo cuando comemos algo nos da dolor de panza o simplemente nos da diarrea.

En ocasiones nos quedamos viendo como otros comen porque nosotros simplemente no podemos comer, y así nos perdemos de cualquier delicia.

Bueno acá les traigo algunas sugerencias y que por experiencia propia me han ayudado.

Primero hay que entender que cuando se consume carnes y en especial la de res, esta no se digiere rápido, a veces dura entre 3 a 5 días para desaparecer del estómago, sin embargo queda rastro de la misma en nuestro organismo, y por más vitaminas que sea, esta nos causa otros problemas en el cuerpo, por otro lado considere el hecho de que sino limpiamos el estómago regularmente, esos desechos nos va a causar muchos problemas entre ellos nos debilita el estómago impidiendo que no podamos comer cosas muy “fuertes” ya que nos casusa dolo o daño en la flora intestinal.

Para esto debemos fortalecer el cuerpo, fortalecer el organismo, reduciendo un poco la acidez del estómago, y lo lograremos siempre comiendo alimentos que nos ayude a tal objetivo. Entre ellos tenemos el orégano, el bicarbonato de sodio, el jengibre y el ajo, existen algunos otros por ahí, sin embargo los ya nombrados son los más comunes en la cocina.

El orégano.

Resultado de imagen de oregano

Tomar agüita de orégano sin azúcar ayuda a digerir y a reducir un poco la acidez del estómago, limpia y permite ser diurético para eliminar debidamente las impurezas del estómago, si sientes cólico o acidez, este remedio natural ayudará a reducir el impacto del malestar, y si es muy fuerte el dolor, te dará tiempo de llegar a un médico.

Debe ser costumbre de comer en las comidas el orégano, especialmente el natural que no viene procesado.

Lo interesante es que con el orégano puedes preparar el alimento cotidiano, tales como sopas, estofados, té, etc.

El bicarbonato.

Resultado de imagen de bicarbonato

Este ayuda definitivamente a limpiar y reducir enormemente la acidez del estómago, para esto vale comprar en la tienda un sobrecito y tomárselo en ayunas en un vaso con dos naranjas exprimidas, por tres veces a la semana, definitivamente hará una buena limpieza en el estómago, no es lo mismo utilizar el bicarbonato en los postres, o parecidos, ya que pierde su fuerza, es mejor tomarlo en jugos.

Jengibre.

El jengibre es especialista en reducir los malestares diversos del estómago, incluso hay médicos que aseguran que tanto el jengibre como el bicarbonato, ayudan a reducir el peligro de padecer cáncer de estómago.

El jengibre puede ser utilizado en todas las comidas, en lo personal me encanta utilizar el jengibre en las sopas, estofados, etc. Incluso cuando se tiene catarro es bueno poner a hervir una pequeña porción y tomarse esta infusión, definitivamente para a raya la gripe.

El ajo.

ajo oregano

Esta planta comestible es especialista en darle sabor a las comidas, ayuda con muchos problemas de salud, tales como:

  1. Incrementa las defensas del organismo, mejorando nuestra respuesta a virus y bacterias.
  2. Es antinflamatorio.
  3. Es anticoagulante, vasodilatador y depurador.
  4. En uso tópico, su jugo es un estupendo antiséptico. (Por esta razón, en la cocina cuando la carne de un ave o de un cordero empieza a oler se frota con ajo al ser un magnífico bactericida).
  5. Ayuda en la hipertensión protegiendo al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad y manteniéndolas libres de depósitos de colesterol.
  6. Ayuda a incrementar el nivel de insulina, reduciendo así los niveles de azúcar en la sangre.
  7. Algunos estudios parecen demostrar que ayuda a incrementar el nivel de serotonina en el cerebro, ayudando a combatir el estrés y la depresión.

Desde luego hay que recordar que el ajo crudo no pierde sus propiedades, mientras que el cocinado no es lo mismo.

Definitivamente si tienes problemas al comer algo, y no quieres quedarte mirando como otros disfrutan, pues date una limpieza de estómago como el bicarbonato, come más seguido ajo crudo en ensaladas especialmente, y utiliza el orégano con el jengibre en tus comidas, de esa manera tendrás para darte el gusto de comer cualquier cosa que se te antoje.

 

 

Deja un comentario