Preguntas

✅Busca lo que necesitas o cuentanos tu inquietud

✔️Es importante que antes busque si ya hay una respuesta para el problema que padeces, o por alguna inquietud, así obtendrás una respuesta más rapida, solo debes buscar en el cuadro de abajo👇👇👇

 



PreguntasCategoria: Salud
Filtro:TodoAbiertaResueltaCerradaSin contestar
AbiertaPaloma preguntado 2 semanas antes • 
10 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaJulio Gómez preguntado 1 mes antes • 
27 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaFederico preguntado 1 mes antes • 
25 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaAlejandra preguntado 2 meses antes • 
42 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaAndy preguntado 2 meses antes • 
37 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaMaria Elena preguntado 2 meses antes • 
36 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaAnrhony Flores preguntado 2 meses antes • 
57 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaJenny preguntado 2 meses antes • 
124 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaKaterine preguntado 2 meses antes • 
40 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaEliiizafg15@gmail.com preguntado 2 meses antes • 
62 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaJose preguntado 2 meses antes • 
43 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaNallely preguntado 3 meses antes • 
36 vistas0 respuestas0 votos
AbiertaKathya preguntado 3 meses antes • 
44 vistas0 respuestas0 votos

✔️✔️ HAZ TU PREGUNTA AQUÍ 👈👈👈

Descarga nuestras varias aplicaciones gratis.

La vida que sostienes está en tus manos.

Un grupo de chicos conocían a un hombre sabio de su pueblo y urdieron un plan para engañarle. Atraparían a un pájaro vivo e irían a visitar al hombre sabio. Uno de ellos sostendría el pájaro detrás de la espalda y le preguntaría: “Hombre sabio, ¿el pájaro está vivo o muerto?”.

Si el hombre sabio respondía que estaba vivo, el chico aplastaría rápidamente al pájaro y diría: “No, está muerto”. Si el hombre sabio decía: “El pájaro está muerto”, el chico le
enseñaría el pájaro con vida.

Los chicos consiguieron que el hombre sabio los recibiera, el que sostenía al pájaro le preguntó: “Hombre sabio, ¿el pájaro está vivo o muerto?”

El hombre sabio permaneció en silencio durante unos instantes. Después se agachó hasta que quedó a la misma altura que el chico y le dijo: “La vida que sostienes está en tus manos”.