Unidad de la cooperativa «Salcedo» causa destrozos en Pangua

Bus de transporte Salcedo causa destrozos en horas de la madrugada en la parroquia El Corazón.

Un bus de la cooperativa de transporte “Salcedo”, causó varios daños a la propiedad privada en horas de la madrugada del día domingo 19 de mayo, esto sucedió en la calle principal Ramón Campaña de la parroquia El Corazón, causando conmoción a los moradores de esa calle, así como a los barrios adyacentes.

La madrugada del día domingo 19 de mayo para los moradores de la calle Ramón Campaña de la parroquia El Corazón fue diferente a la de otros domingos día de feria. Esto debido a que un bus de la cooperativa de transporte “Salcedo”, provocó daños a la propiedad privada, tanto en viviendas como vehículos y hasta un poste de alumbrado público.

El poste fue removido completamente de la base y los hierros impidieron que el poste cayera

En palabras de los afectados, mientras descansaban tranquilamente no se percataron, de que un bus circulaba por sus barrios, destruyendo lo que encontraba a su paso. Otros ciudadanos manifestaron observar como el vehículo circulaba a alta velocidad de manera inexplicable alrededor de las 02h00.

Finalmente el transporte fue a estrellarse con un poste de alumbrado público en la intersección de la calle Ramón Campaña y Simón Bolívar, prácticamente arrancando el poste, el mismo que por el hierro que contenía y los cables que lo sostenía no cayó al piso.

Según se pudo conocer por parte de los afectados, en el juicio que se desarrolló aquel día, el vehículo en esa madrugada, era conducido en completo estado etílico por el oficial de la unidad Nº 15, cuyas placas son TAQ-289, el detenido manifestó haber estado libando frente a la terminal de buses y que luego no recuerda que era lo que había hecho. Simplemente después se dio cuenta que estaba detenido en el destacamento de la policía ubicado en la cabecera cantonal.

Defensa aseguró que los daños no correspondía a los accidentes.

La defensa del acusado manifestaba que los vehículos que aseguraban haber sido destruidos por la unidad de transporte, no eran parte de los daños y que se intentaba cobrar de algo que no correspondía a aquel accidente. A pesar de ello el juez dictaminó que el acusado debía ser puesto en libertad y pagar todos los daños causados, así mismo debía presentarse dos días a la semana hasta que haya arreglado en totalidad los perjuicios. Los afectados se mostraron inconformes por cuanto no tenía seguridad de que se cumpla lo establecido por la ley.

Se trató de obtener información en el destacamento de policía, pero según un miembro que se encontraba allí, aseguró desconocer lo relacionado al problema y que no podía entregar mayor información.

Analizando el problema suscitado hay que acotar la gran preocupación de los moradores de las calles por donde circuló el bus; por un lado “fue una desgracia con suerte”, manifestaba la Sra. Rita, cuya casa es de madera, como la mayoría de las viviendas que se encuentran en el sector y que son parte del patrimonio cultural de este cantón. Si el poste se hubiera caído, se pudiera haber propagado un incendió de tal magnitud que las casas no hubieran soportado, así a estas horas estaríamos lamentando la irresponsabilidad del acusado.

También es importante destacar la versión de una familia que había llamado al destacamento y sin embargo no aparecieron para detener al conductor de vehículo que estaba en completo estado etílico. Aseguran que luego de casi media hora aparecieron, en esa circunstancias llamaron al 911 porque los miembros de seguridad parecían haber estado ebrios. Por miedo a las represalias prefieren el anonimato. Por estos motivos es urgente una profunda investigación para aclarar todos estos rumores.

Por otro lado, es extraño que a esas horas de la madrugada (01h00) la policía no se percatara de la inusual salida de un vehículo de transporte a pocos metros del destacamento, especialmente porque los turnos de los buses empiezan a las 04h00 de la madrugada, de haber detenido el bus a tiempo hubieran evitado lo sucedido.

Hay que recordar que la cabecera parroquial no cuenta con cámaras ojos de águila que vigile con constancia la actividad de sus calles; sin embargo, ese esencial que las autoridades implemente esete sistema como alternativa para la seguridad ciudadana.

El poste donde se estrelló el bus casí cae al piso, lo sostiene los cables y el hierro en su base, las lineas de teléfono y de energía estuvieron a punto de arrancarse, y provocar un incendio

Deja un comentario